Sistema de control de acceso: 3 maneras de restringir el paso a áreas privadas

El sistema de control de acceso es un mecanismo electrónico moderno, inteligente y cómodo, que permite restringir el ingreso de personas no autorizadas, en áreas vigiladas con sistemas de seguridad privada.

Gracias a los controles de acceso físico, es posible evitar el libre tránsito de personas “desconocidas” en  lugares privados, tanto empresariales, como habitacionales y comerciales.

El sistema de control de acceso figura entre los métodos de seguridad privada más usados a escala mundial, considerando que tiene muy buena relación precio calidad, y es fácil de usar, tanto para los usuarios como para los vigilantes de seguridad.

¿Cómo funciona el sistema de control de acceso?

sistema de control de acceso

Consiste en la instalación de un sistema programado electrónicamente, para dar acceso al área restringida, de llaves o códigos que estén previamente programados para el libre tránsito. O, por el contrario, evitar el paso de quienes no estén previamente codificados en el sistema, a través de su dispositivo de lectura.

Existen varios tipos de sistemas de control de acceso. La instalación de cada uno de ellos, dependerá en primera instancia del propósito con el cual se vaya a implementar, la cantidad de personas con acceso y el nivel de seguridad que se requiera en el área restringida.

En base a esto, podemos distinguir entre estos tipos de control de acceso:

Sistema de lectura de códigos o proximidad

Se trata de un sistema de control de acceso más comúnmente usado en empresas y conjuntos habitacionales. Consiste en la codificación electrónica de dispositivos de salida, que son detectados por la lectora y procede a dar acceso a su portador.

Este tipo de sistema de control de acceso puede ser a través de llaves electrónicas, tarjetas lectoras o por medio del ingreso de una clave de seguridad. Al acercar estos dispositivos al terminal, se inicia la autenticación.

Si en efecto el sistema detecta que está permitido el acceso de este código (bien sean llaves electrónicas, tarjetas, carnet, contraseñas) entonces ordena  a la hembrilla de la puerta de seguridad que se abra y permita el paso del solicitante.

Por ser efectivos y de fácil instalación, este tipo de sistemas es ampliamente usado en todo el mundo. Además, los dispositivos de lectura son accesibles y fáciles de portar, por lo que este sistema de control de acceso resulta muy práctico y efectivo. Además, una de sus grandes fortalezas que tiene gran capacidad para almacenamiento de datos, por lo que resulta ideal para propiedades grandes

Sistema de Control de Acceso Biométrico

Son conocidos como sistemas de control de acceso inteligentes o sistemas de IA (Inteligencia artificial) por ser los más modernos del mercado de la seguridad privada. Su funcionamiento se basa en detectar características físicas del individuo para posteriormente permitir o rechazar su acceso al área vigilada.

Los más utilizados a escala mundial funcionan a través de la detección de la huella dactilar y son los que mayormente se instalan en empresas y comercios para controlar también el horario de ingreso de los empleados, considerando que evita la suplantación de identidad en el marcaje de ingreso y acaba con los problemas de olvido o pérdida de tarjetas. Asimismo, es automatizado para el rápido control de los departamentos de recursos humanos.

Entre los lectores biométricos figura también el de lectura ocular, que funciona identificando la identidad a través del iris del ojo del individuo. Este se usa para niveles máximos de seguridad.

Sistemas de control de acceso por TAG

También son conocidos como sistemas de control de acceso por patentes y controlan el acceso o lo restringen mediante la identificación precisa de la persona, usando una combinación entre un elemento electrónico, como llave o tarjeta, y algún elemento del físico del individuo. Son utilizados también en niveles máximos de seguridad.

Por otra parte, los sistemas electrónicos de control o restricción de acceso, pueden ser de naturaleza autónoma, que son los que no requieren de ningún tipo de conectividad a un elemento externo, ya que cuentan con terminales de memoria que guardan la codificación de los usuarios, que suelen ser beneficiosos para propiedades grandes, cuyos sistemas de conectividad podrían ser desconectados.

Sin embargo, entre los sistemas de control de acceso estos son considerados entre los dispositivos de seguridad baja, ya que el dispositivo de lectura puede ser transferido de una persona a otra. Su capacidad es limitada al número de registros permitido por la tarjeta de control.

También existen sistemas de control de acceso conectados a una red, que comúnmente son utilizados en empresas grandes y comercios y utilizan software y aplicaciones computarizadas para permitir o restringir el acceso. Estos sistemas se comunican entre sí y son más modernos y seguros que los autónomos.

Otra de las ventajas de este tipo de dispositivos que permite controlar de manera simultánea todo lo que ocurre en los sistemas conectados a la misma red, por lo que facilita el monitoreo de seguridad, a través de una central de vigilancia.

¿Estás interesado en adquirir algún sistema de control de acceso que en AC+ Seguridad tenemos para ofrecerte? Haz clic aquí y con gusto te asesoraremos

WhatsApp chat