Sistema de alarmas contra robos ¿Cuáles son sus componentes?

Pese al auge de la domótica y a la constante actualización de equipos de “seguridad inteligente”, aun el sistema de alarmas contra robos es el más usado en casas y oficinas alrededor del mundo.

Quizá la razón principal por la que muchos prefieren instalar sistemas de alarmas contra robos, en vez de otros dispositivos, sea la practicidad de este tipo de alarmas y la facilidad y comodidad en su manejo.

Los sistemas de alarmas contra robos son dispositivos integrados de seguridad pasiva, que combinan varios elementos electrónicos y de control, con la finalidad de detectar la entrada de intrusos a una propiedad privada.

Esto es posible, a través de la estratégica instalación de sensores de movimiento, masa, temperatura o de contactos magnéticos; los cuales se activan al percibir una señal repetida y envían una  señal de alerta al panel de control de la alarma.

Una vez el cerebro electrónico del sistema detecta la alerta del sensor o de los sensores de movimientos, se cumplen con protocolos de programación que incluyen el salto de las sirenas y el aviso directo a los equipos de seguridad.

Características de los sistemas de alarmas contra robos

sistemas antirrobos para casas

Entre las características más resaltantes de las alarmas contra robos, destaca su capacidad de detección inmediata de movimiento. Estos quipos son capaces de identificar la entrada de intrusos al perímetro mucho más rápido que otros dispositivos de seguridad.

Además, tiene una fuerza disuasoria bastante interesante, considerando que, según las estadísticas de empresas aseguradoras en España, cerca de un 92% de los ladrones desiste de ingresar a viviendas con alarmas, ya que conocen la efectividad de estos dispositivos en la alerta temprana.

Las alarmas de casa y las alarmas para negocios, además, son dispositivos que trabajan muy bien de manera combinada con otros componentes electrónicos.

Asimismo, permiten la comunicación vía web, a través de la cual es posible mantener al propietario informado de cualquier situación irregular que se registre en su vivienda, aunque este se encuentre muy lejos de la propiedad.

Los sistemas de seguridad con alarmas por lo general se conectan a una central receptora de alarmas, que es gestionada por una compañía de seguridad, y tiene la función de monitorear de forma ininterrumpida la actividad del dispositivo.

También pueden instalarse alarmas de seguridad independientes, que se comunican directamente con el propietario del inmueble, y no con la compañía de seguridad o con entes policiales.

En reglas generales, las alarmas de seguridad trabajan con base en la detección de movimientos que se genera a través de la instalación estratégica de sensores de movimiento.

Además de identificar la presencia de extraños, las alarmas contra robos  permiten la instalación de equipos complementarios como el botón de pánico que también pueden conectarse a una central receptora de alarmas, para solicitar ayuda médica en caso de que el propietario lo requiera.

Equipos que integran el sistema de alarmas contra robos

sistema de alarma contra robos

Las alarmas de seguridad contra robos pueden estar estructuradas, d acuerdo con la necesidad de seguridad del inmueble, en varios componentes electrónicos. Los modelos más modernos pueden incluir varios sensores y tecnología de comunicación de última generación.

No obstante, las alarmas de seguridad tradicionales tienen tres componentes básicos; indispensables para el correcto funcionamiento del dispositivo de seguridad.

Panel de control o cerebro de la alarma de seguridad

El panel de control es considerado el CPU de los sistemas de alarmas contra robos, ya que en él, convergen las señales de los sensores y son procesadas a través de dispositivos de control.

Contiene la placa base, la memoria central, la fuente y el centro de emisión de señales de alerta, que se comunican directamente con al Central Receptora de Alarmas, en caso de que se perciban señales de forma consecutiva.

Este componente es considerado el cerebro de la alarma, ya que cumple con la función de recibir señales, y, en consecuencia ordenar la detonación de las alarmas, y el envío de alertas a la central receptora o a la policía.

El panel de control se alimenta a través de energía eléctrica, aunque suele estar complementada por una batería recargable alterna, que permite su funcionamiento, pese a las interrupciones de suministro o el corte intencional por parte de los antisociales. Es el dispositivo más grande y visible de los sistemas de alarmas anti robo, aunque su estructura es cada vez más estética.

Teclado de las alarmas contra robos

El teclado usualmente está incorporado al panel de control de la alarma, y es de estructura alfanumérica, parecido al de los teléfonos móviles. Su función es facilitar al usuario el armado o desarmado de la alarma, a través del ingreso de una clave de seguridad o contraseña de usuario.

Detectores o sensores de movimiento

Los detectores de movimiento son sensores electrónicos que tienen la capacidad de identificar las ondas de movimiento en determinada distancia, y pueden medir su frecuencia para determinar si hay alguien movilizándose en el área protegida. Los sensores de movimiento deben ubicarse estratégicamente con la finalidad de garantizar su máxima efectividad si se registrase una intrusión.

Sirena exterior de alarma

Es un elemento grande y visible que se instala en el exterior de la propiedad, precisamente con la finalidad de que pueda observarse con claridad. Una de sus características más importante es que independiente de la energía eléctrica, y trabaja por sí sola, aun sin suministro de electricidad. La intensidad del sonido de la alarma y su duración del mismo puede ser programada a preferencia del usuario.

¿Te interesa adquirir sistemas de alarmas antirrobos? Contáctanos aquí. Nuestros expertos pueden ayudarte.

WhatsApp chat