Las 6 modalidades más usadas de robos en Bogotá

Muchas han sido las modalidades de robos en Bogotá empleadas a lo largo del tiempo por los ladrones para cometerlos, y aunque es deber de las autoridades velar por la seguridad de todos los ciudadanos, muchos de estos robos podrían evitarse si cada uno de nosotros es preventivo.

En diversas localidades existen barrios que son afectados considerablemente, donde los vecinos denuncian hasta 10 robos por noche. Es por eso que queremos dar a conocer varias de las modalidades mayormente empleadas a la hora de cometer este delito, para que de esta manera podamos saber qué situaciones y conductas debemos evitar.

Estadísticas de robos en Bogotá

Según varios medios de comunicación, en cuanto a las estadísticas de robos en Bogotá, una de las nuevas modalidades utilizada para delinquir son los atracos a mano armada. Pudo conocerse que en 4 de cada 10 robos se utilizan armas de fuego.

A través de un video difundido en distintos medios, se evidencia cómo los delincuentes actuaban en grupos de tres y cuatro sujetos, quienes persiguen a los ciudadanos mientras estos caminan hacia sus viviendas, esperando que lleguen a puntos solitarios para rodear a sus víctimas con sus motocicletas. Luego de esto los vándalos amenazan a las personas con sus armas de fuego, para que los afectados, al verse arrinconados y en medio de la conmoción entreguen sus pertenencias de valor. Finalmente los malhechores escapan en sus motos.
En los últimos meses, las estadísticas de robos en Bogotá han descendido levemente ya que pasó de 27.517 casos a 27.204 en el mismo periodo, y esto representa un 2,4 por ciento menos en la tasa por cada 100.000 habitantes. En cuanto al índice de denuncia en la ciudad, este aumentó en un 22 por ciento.

Modalidades de robos a personas

AC seguridad y vigilancia EN BOGOTÁ - ACMASEGURIDAD

Uno de los objetos de valor más comunes para el robo y hurto son los teléfonos celulares, y esto pudo conocerse debido a la alta tasa de reportes de robos de celulares en la calle y dentro del transporte público; siendo las víctimas más frecuentes jóvenes entre 21 y 30 años, representando un 49% del total de víctimas. A esta cifra le sigue los que se encuentran entre los 11 y los 20 años de edad con un 19%. Por esta razón las autoridades insisten en recordar a la población la importancia de ayudar a disminuir las cifras del hurto y de la posterior comercialización de celulares robados en nuestra ciudad a través de las denuncias y el bloqueo de los dispositivos móviles.

Para que podamos sentirnos más seguro dentro y fuera de la ciudad, y sepamos cómo evitar ser un blanco fácil para los delincuentes, también quisimos explicar de manera detallada algunas de las principales modalidades de robo de celulares.

1. Los Atracos

Los atracos en Bogotá son una de las modalidades más comunes, y consisten en que uno o más malhechores abordan a la víctima ya sea en la calle, o en el transporte público, exigen la entrega del teléfono celular. Durante un atraco es posible que haya armas involucradas o no, pero en gran parte de los casos, los ladrones amenazan a las víctimas con hacerles daño si no hacen lo que piden. Si esto ocurrir, la recomendación que dan las autoridades es entregar el teléfono y no oponer resistencia, ya que los delincuentes muchas veces pueden reaccionar de formas inesperadas y violentas, poniendo en riesgo la integridad física y hasta la vida de los afectados.

Es importante resaltar que muchas personas reaccionan ante los atracos intentando proteger sus objetos de valor y en gran parte de los casos, esto resulta fatal. Es por ello que debemos tener en cuenta que la mejor manera de proteger nuestra vida y nuestra integridad física es asegurando nuestro teléfono: así ante un intento de atraco, sabremos que perder el objeto no será una preocupación.

2. Modalidad de robo tipo “Cosquilleo”

Para esta modalidad de robo, los delincuentes no utilizan armas de fuego. Consiste en que una persona saca el celular de donde la víctima lo lleve guardado, ya sea en la ropa, en un bolsillo de la maleta o en el bolso, sin que el afectado lo note. Por lo general, este tipo de robos ocurre en lugares con grandes concentraciones de personas que generan tumultos. De esta manera, los ladrones se aprovechan de que no se puede evitar el contacto físico con las personas que están al alrededor y a la víctima no se le hará extraño sentir contacto físico mientras le hurtan el celular.

Lo primero que hacen los ladrones en esta modalidad de robo es fijarse atentamente para de esta manera identificar quién posee un smartphone que sea de interés para ellos, u observar en los bolsillos de las personas para establecer su objetivo y luego ir por él. Por esta razón la primera recomendación que debemos tener en cuenta para evitar esta modalidad es la discreción a hora de usar el celular, evitando sacarlo cuando nos encontremos en lugares con grandes concentraciones de personas y así no hacer evidente el lugar donde lo guardamos.

Debemos recordar siempre estar atentos a lo que sucede a nuestro alrededor, siendo conscientes de dónde guardamos nuestro teléfono y verificando que siempre siga en el lugar donde lo teníamos. Lo más recomendable, es llevarlo en un bolsillo apretado de donde sea difícil sacarlo y no llevarlo en prendas como chaquetas o gabanes, donde no podamos sentirlo con facilidad; y en lugares con aglomeraciones de personas, debemos evitar llevar la maleta en la espalda, y en vez de esto llevarla en el pecho.

3. Robo de celulares con “Raponazo”

Esta modalidad de robo llamada “raponazo” se lleva a cabo cuando un ladrón quita el teléfono celular de la mano del afectado o lo hurta del lugar donde este lo puso mientras está desprevenido, y luego sale corriendo del lugar para no ser alcanzado. En muchos casos, los malhechores lo hacen con agresividad para que no podamos evitarlo.

En bastante frecuente que en esta modalidad no actúen los sujetos a solas, sino en parejas o en grupo para que mientras uno está observando y esperando el momento propicio, el otro tome el celular. Otro de los casos posibles es que se movilicen en motos y en parejas. Así, mientras uno de los dos va manejando y reduce la velocidad cuando se acercan a la víctima escogida, el otro le toma el celular.

Existe otra versión de “el raponazo”, donde los delincuentes actúan en grupos de más de cuatro personas, para que mientras algunos se hacen pasar por transeúntes desprevenidos y reducen el campo visual de la víctima, otros se preparan para atacarla de manera coordinada, por ejemplo: mientras uno lo empuja para desviar su atención, otro toma el teléfono celular para que posteriormente todos se dispersen, y al final la víctima ni siquiera logra saber qué sucedió o quién tomó su celular.

Debemos tener mucho cuidado con esta modalidad de robo, ya que cuando los afectados se resisten o intenta evitarlo, un “raponazo” podría convertirse en un atraco con violencia. Para estos casos lo más recomendables, es evitar caminar por lugares solitarios mientras usamos el celular y evitar ir hablando mientras se camina por el borde del andén. Asimismo, cuando abordemos el transporte público, debemos evitar usar el teléfono si llevamos la ventana abierta o si estamos cerca de las puertas de entrada o de salida del bus.

Modalidades de robo a comercios en Bogotá

AC seguridad y vigilancia EN BOGOTÁ - ACMASEGURIDAD

En los últimos años, no solo han surgido nuevas modalidades de robo en Bogotá en las calles, sino que también se han incrementado las modalidades empleadas por los ladrones para delinquir en locales comerciales en todo el país.

Es muy común que los comercios sean un objetivo muy recurrente para los ladrones, puesto que los delincuentes ven en estos lugares una oportunidad para apropiarse de lo que no les pertenece.

Pudo conocerse que una de las principales modalidades que los ladrones emplean para cometer hurtos en locales comerciales es la denominada ‘factor de oportunidad’, y esta se basa en las posibilidades que el dueño del comercio brinda a través de su confianza a los clientes y que estos a su vez aprovechan para cometer el delito. En esta modalidad han sido numerosos los casos reportados en los últimos meses a las autoridades. Por ejemplo: un comerciante que le brinde muchas opciones al cliente a la hora de mostrar su mercancía, en este caso, el delincuente se aprovecha de la gran cantidad de productos y decide hurtar varios, asumiendo que el comerciante no va a percatarse de que algunos de sus productos fueron hurtados.

Las autoridades aconsejan que esta modalidad de robo puede provenirse mostrando la mercancía en cantidades más pequeñas y cuantificables para el comerciante, pero sobretodo estar muy al pendiente de cualquier posible acción que puedan realizar los clientes dentro de los establecimientos. Los sistemas de seguridad pueden ser de gran utilidad para evitar esta modalidad de hurto.

1. Hurtos en los comercios tipo “Mechero”

Es una modalidad de robo bastante común, un ejemplo de esta puede ser cuando el ladrón que toma un producto de alguna tienda o almacén de cadena, lo guarda entre su ropa o en su bolso y luego lo extrae del establecimiento comercial.
Este modo de operar puede prevenirse a través del uso de dispositivos que detecten la salida de los productos de los locales comerciales y también con la instalación de buen sistema de vigilancia que pueda detectar esta práctica.

2. Robo a locales en la modalidad “Topo”

Este estilo de delinquir definitivamente hace honor a su inusual nombre, ya que tal y como lo hace un topo, los ladrones cavan túneles bajo el suelo para de esta manera poder ingresar a los locales comerciales para lograr su cometido y hurtar los productos. Para esta modalidad también se recomienda un buen sistema de seguridad.

3. Robos violentando la cerradura

Esta modalidad de robo es llevada a cabo cuando el local comercial se encuentra solo, y tal y como lo indica su nombre, consiste en violentar los candados o demás sistemas de seguridad que pueda tener el comercio al momento de cerrar. Para esto es recomendable usar un buen sistema de alarma.
Otras estrategias

Así como en los casos de robos de teléfonos celulares, también para el robo de comercio el atraco es una de las modalidades más populares. Mediante este modo de operar, los ladrones piden a los vendedores dinero o productos en contra de su voluntad, y por lo general, mediante el uso de armas de fuego para amenazar a los comerciantes.

Como medida de prevención las autoridades aconsejan no mantener grandes cantidades de efectivo dentro de las cajas registradoras y procurar no dejar a la vista el contenido de las mismas a los consumidores, ya que en muchas oportunidades los ladrones realizan una compra previa con el objetivo de conocer el contenido de la caja y saber si vale la pena realizar el robo.

Para lo anterior mencionado, es recomendable que el comerciante consigne de manera periódica su dinero en una cuenta bancaria o guarde el mismo en paquetes que no estén a la vista del público en general.

De igual manera, existen diversas modalidades utilizadas por los delincuentes a la hora de llevar a cabo un robo, tal y como la clonación de tarjetas, suplantación de identidad, y los delitos dentro del comercio digital.

Es por ello que las autoridades recomiendan a los comerciantes el uso de un buen sistema de cámaras de seguridad que permita tener un registro de los eventuales hechos delictivos que se puedan llevar a cabo dentro de sus comercios, para de esta manera facilitar la identificación y posterior captura de los ladrones; esto sin difundir dichas grabaciones a través de medios de comunicación y redes sociales, ya que los ladrones pueden apelar esto en su defensa como argumento de que el material probatorio no cumplió con los parámetros establecidos. En este caso, el material debe llevarse directamente ante las autoridades competentes.

Robos en Bogotá EN AÑOS ANTERIORES

AC seguridad y vigilancia EN BOGOTÁ - ACMASEGURIDAD

Los robos en Bogotá en el 2017 tuvieron una pequeña reducción en comparación con los robos en el 2016, ya a que el robo de motos se redujo un 6 por ciento, el hurto en residencias bajó un 5 por ciento y el robo en locales comerciales se redujo significativamente en un 28 por ciento. Por otro lado, el robo de automóviles presentó un incremento del 15 por ciento.

Finalmente, es recomendable asesorarse con empresas de seguridad para conocer los distintos mecanismos de protección, así como también el uso de alarmas, y de ser posible, guardias de seguridad, para que no solo resguarden la seguridad de los productos, sino también la integridad del personal que allí labora.

No hay manera de protegerte al 100% de los robos, pero sí de minimizar significativamente el riesgo. Déjanos protegerte. Haz clic aquí y recibe la cotización por nuestros sistemas de seguridad.