Circuito cerrado de cámaras: Tres usos que no estás aprovechando

Los que cuentan con un circuito cerrado de cámaras en su domicilio, oficina o negocio, ya se han adaptado a la facilidad de observar en tiempo real lo que ocurre en cada espacio de la propiedad de manera simultánea. Una gran ventaja de la tecnología.

También sabemos que entre los principales beneficios del circuito cerrado de cámaras de seguridad figura la prevención y detección de robos, la grabación de intrusos y la posibilidad de solicitar apoyo de seguridad, ante la presencia de personas ajenas a una propiedad.

Sin embargo, la seguridad privada y vigilancia de tu inmueble, no es la única tarea que en circuito cerrado de cámaras puede hacer por ti. Te sorprendería saber que, estos dispositivos de trasmisión de imágenes, pueden ayudar a mantenerte más cómodo y tranquilo, mejorando directamente tú calidad de vida.

Pero ¿Qué es un circuito cerrado de cámaras?

circuito cerrado de cámaras de seguridad

Comencemos por el punto inicial, descubrir qué es un circuito de cámaras y cuáles son sus ventajas. A medida que vayas conociendo estos dispositivos, y su funcionamiento, quizá podrías convencerte de adquirirlos, no solo por el tema de la seguridad.

El CCTV (Closed Circuit Television)  es un sistema integral de video vigilancia y control de espacios, que te permite observar en tiempo real y de manera simultánea, lo que ocurre en cada uno de los espacios de determinada propiedad.

El circuito cerrado de cámaras puede ser tan amplio como se requiera, por lo que no hay un número exacto de dispositivos integrados.

Quizá la característica más resaltante de este sistema de seguridad electrónica es que todos sus elementos están perfectamente enlazados para lograr la vista simultánea, a través de un dispositivo de salida, contrario a lo que ocurre en el sistema único de transmisión. Por esta razón se le llamada circuito cerrado de televisión.

El circuito cerrado de cámaras suele estar integrado por dos o más cámaras de seguridad,  que envían señales visuales, proyectadas en dispositivos como televisores, computadores o teléfonos móviles, sin embargo, lo habitual es que estas imágenes lleguen a una central de monitoreo, vigilada por guardas o vigilantes de seguridad.

Los equipos conectados al circuito cerrado de cámaras de seguridad suelen tener diferentes características que determinan la calidad de la imagen, el tiempo de grabación, o el foco a transmitir. Esto dependerá directamente de las características de las cámaras de seguridad.

Estas cámaras suelen ubicarse de forma fija, siguiendo una cuidadosa estrategia de protección, trazada por profesionales de la seguridad. La idea es que cada cámara tenga un radio importante de proyección, para garantizar la máxima visibilidad del lugar a proteger.

Pero, además de la vigilancia y la protección de la propiedad privada, también el circuito cerrado de cámaras de seguridad puede ofrecerte otras ventajas que te ayudarán a vivir más tranquilo y más conectado con lo que ocurre en tu propiedad.

Aprende más sobre esta tecnología de seguridad

A continuación tres características del circuito cerrado de cámaras de seguridad, adicionales a la vigilancia:

Control de entradas y salidas con circuito cerrado de cámaras

circuito cerrado de cámaras

Especialmente en negocios, locales, oficinas, empresas o áreas de trabajo, las cámaras de seguridad también se utilizan para verificar el ingreso de empleados o visitantes a cada área de la propiedad.

Aunque mayormente el circuito cerrado de cámaras de seguridad es administrado por el personal de vigilancia, es común colocar también dispositivos de salida en ciertas oficinas, para que las autoridades puedan verificar las entradas o salidas de personas a la propiedad.

Suelen colocarse también en el área externa de las oficinas, a fin de reconocer a la persona que espera en el área externa, u observar lo que ocurre en otras oficinas durante la jornada laboral.

Es importante destacar que en el caso del ambiente empresarial, esto suele ejecutarse en estricto cumplimiento a las leyes del trabajo, para evitar la inadecuada violación del espacio personal de las personas que acuden a las empresas.

Observación remota de actividades familiares

Circuito cerrado de cámaras

Por razones de trabajo, viajes de negocio o durante la rutina diaria, en ocasiones los padres se ven en la obligación de salir de casa y dejar los niños al cuidado del tercero.

Una buena forma de darle otro uso a tu circuito de cámaras de seguridad es conectándolas a la red wifi de internet, para poder observar de manera remota lo que ocurre en la propiedad durante tu ausencia.

La mayoría de las compañías de seguridad ofrecen la opción de conectar las imágenes de las cámaras a un usuario web, para que el propietario del inmueble pueda observar, a través de la conexión a internet, lo que ocurre en el interior de su propiedad de forma remota.

Esta estrategia está obteniendo también muchísimo éxito en los colegios y universidades, donde gracias a los circuitos de CCTV también los padres pueden observar de manera remota lo que ocurre en los salones de clases de sus hijos, en tiempo real. Otra gran función del circuito de cámaras de seguridad.

Control de cumplimiento de funciones laborales

Otra ventaja que te ofrecen las cámaras de seguridad es que te permiten observar en tiempo real lo que hacen los colaboradores, trabajadores o empleados de tu empresa, en sus puestos de trabajo, y durante sus horarios de oficina.

Con esta medida se puede tener el control sobre el tiempo invertido en el cumplimiento de sus funciones y mejorar los estándares de rendimiento. Además, permite verificar cualquier situación ocurrida entre los colaboradores, dentro de sus horarios de trabajo, ya que el circuito permite también la programación de grabación

¿Te interesaría contar en tu propiedad con un circuito cerrado de cámaras? Contáctanos aquí y te damos las mejores opciones para tu seguridad y tranquilidad.

WhatsApp chat