Guardia de seguridad: 3 cualidades indispensables

El guardia de seguridad necesariamente debe ser un profesional altamente calificado, preparado en áreas de manejo de riesgos, defensa personal, porte de armas y protección de personal.

El vigilante debe poseer una capacitación de alto nivel, igual que la que debe referir un policía o un funcionario de alguna institución del estado. inclusive, si forma parte del grupo de guardias de seguridad privada.

Tanto en el caso de la seguridad privada, como en el ámbito privado, el guardia de seguridad tiene una enorme responsabilidad. Su tarea está vinculada a la protección de la vida de quienes se encuentran bajo su supervisión.

Aunque mayormente los vigilantes de seguridad están limitados  a la protección de una propiedad –casas, residencias, empresas u oficinas- la labor de estos profesionales no descansa. Se constituyen en funcionarios de protección en cualquier área, inclusive fuera del trabajo.

Deben ser profesionales integrales, comprometidos con la loable labor que desempeñen en la sociedad, y siempre atentos ante la posibilidad de una situación de riesgo que con su preparación deberán enfrentar.

Requieren responsabilidad y compromiso…

Normalmente, cualquier ciudadano se siente tranquilo, seguro y protegido al estar cerca de un guardia de seguridad. Esta confianza viene inspirada por el nivel de responsabilidad y compromiso que caracteriza a estos profesionales.

Entre las funciones de estos guardas figura la formación ciudadana. Protegen a personas en todo momento, pero además las instruyen en la protección personal y en medidas preventivas. Esto, ante la posibilidad de accidentes o siniestros.

Los vigilantes de seguridad son agentes de protección ciudadana y a la vez funcionarios comprometidos con la formación y educación de la sociedad con respecto a la inseguridad y sus riesgos.

En el ámbito gubernamental, los guardias de seguridad, cumplen funciones de protección y resguardo de la ciudadanía. Pueden hacerlo a  través de organismo de protección y control, como la Policía, Protección Civil o el Cuerpo de Atención a Emergencias o por vía privada.

Estos profesionales tienen un alto nivel de formación, que pasa por priorizar la vida del ciudadano, la detección de quienes infringen la Ley, el uso proporcional de la fuerza. Además, poseen conocimientos de primeros auxilios. Deben saber actuar en total apego al manual de funciones del guardia de seguridad.

En lo que respecta al sector privado, la mayoría de las empresas y los negocios en Colombia apuestan a la contratación de guardias privados. Ellos cumplen responsabilidades de protección de personal, atención de robos, traslado de mercancía  y manejo de situaciones de riesgo.

Sin embargo, ambos profesionales de la seguridad tienen características en común que los distinguen como funcionarios calificados en la protección ciudadana. Estas son algunas de ellas:

El guardia de seguridad necesita Excelente forma física

El profesional de la seguridad debe gozar de buena salud y de una condición física estable. Ello, considerando que se trata de un trabajo de alto riesgo, en el cual constantemente estará en actividad.

De allí que, el profesional de la seguridad está capacitado en el manejo de situaciones de riesgo, con simulación de persecuciones y suele tener un riguroso entrenamiento físico, como el de un policía o un funcionario militar.

Por ser un trabajo con un alto nivel de exigencia, no basta solo con estar en excelente forma física ocasionalmente. También en fundamental mantener en buen estado, por lo que el entrenamiento de los guardias no para.

Certificado médico

Hay una salvedad y tiene que ver con la revisión médica de estos profesionales. Para ingresar al entrenamiento como guardias, estos profesionales calificados deben pasar una estructura y rigurosa revisión médica, que incluye revisión cardiovascular, de musculatura, exámenes generales y control de peso.

Esta revisión médica se realiza de manera periódica, a objeto de garantizar que los guardias mantengan su buena forma física.

Comprobable salud psicológica

La salud mental es tan fundamental como la física. Por este motivo, los guardias de seguridad cumplen con múltiples pruebas estándares para confirmar que tienen un estado físico estable, como para cargar con la enorme responsabilidad del porte de armas.

Las pruebas psicológicas de los efectivos en el caso de la seguridad privada son obligatorias y periódicas. Por esto  todo vigilante privado es revisado constantemente por profesionales, a fin de garantizar que su salud psicológica es estable.

El guardia de seguridad requiere Entrenamiento en el área

La capacitación es fundamental en el  área de la seguridad. El tiempo de preparación de los guardias varía según el país y según el tipo de trabajo que vayan a realizar, pudiendo prepararse como guardias estatales, vigilantes privados o escoltas.

En cualquiera de los casos, los aspirantes a este perfil deben cumplir con rigurosas pruebas de admisión, y posteriormente prepararse en práctica y teoría para egresar con licencia como guardias de seguridad.

La presentación de esta constancia de capacitación debe ser requisito indispensable para la contratación de este personal.

Destreza y rápida respuesta

Las destrezas físicas están muy ligadas a la preparación, considerando que se trata de la aplicación de técnicas de autocontrol e inmediata respuesta ante el riesgo.

Tanto el vigilante como el escolta de seguridad deben ser profesionales 100% atentos. Deben ser capaces de detectar de forma inmediata cualquier tipo de riesgo presente alrededor de su área y actuar en consecuencia. Se manejarán de forma inmediata y con total precisión y eficacia.

Esto es lo que hacen los vigilantes de seguridad.

Experiencia en Seguridad Privada

La experiencia es fundamental cuando la meta es garantizar la seguridad integral de personas o inmuebles. Los profesionales más experimentados, son capaces de anticipar los riesgos e iniciar los protocolos de acción.

Es fundamental tratar de contratar profesionales que hayan tenido un óptimo desempeño como guardas. Esto, entendiendo que conocen la normativa que rige el área, el protocolo de actuación y se desenvolverán en total apego al manual de funciones de los guardias de seguridad.

Licencias de trabajo

Es indispensable que los trabajadores de la seguridad tengan las licencias indispensables para el desarrollo de sus labores. Los guardias de seguridad de AC+Seguridad cuentan con todas las licencias de rigor.

  • Licencia de medios tecnológicos
  • Certificado de Vigilancia Humana Armada
  • Diploma de Escoltas
  • Certificación de calidad ISO 9001
  • IQNet – The International Certification Network Certificated.

 

Discreción y honestidad

Los trabajadores de la seguridad están constantemente en el área que deben proteger. Por esto suelen ser personal de confianza, que está presente en casi la totalidad de las operaciones de empresas, negocios o centros residenciales.

Es fundamental que estos profesionales sean personas discretas y de alta confiabilidad. Capaces de resguardar la información y datos del lugar que protegen, además de resguardar la integridad de las personas a su cargo. Deben garantizar total discreción.

El guardia de seguridad debe tener Amabilidad y trato agradable

Es necesario romper el mito que vincula el perfil del vigilante de seguridad con una persona deshonesta, mal humorada  y de trato hostil.

Tenemos claro que estas actitudes no tienen ninguna vinculación con la percepción de autoridad, por lo que no son recomendadas.

En cambio este personal de extrema confianza debe ser amable, asertivo, presto al cambio, de liderazgo y debe mantener una comunicación efectiva, amena y cordial.

Si quieres contar con guardias de seguridad altamente calificados, contáctanos. Solicita tu plan de seguridad integral. Sigue este link https://www.acmaseguridad.com.co/contactenos/

 

WhatsApp chat